viernes, 1 de octubre de 2010

I ENCUENTRO INTERGENERACIONAL ENTRE JÓVENES DE VILLALEGRE Y MAYORES DE CANDÁS:

La Fundación FASAD, inició una experiencia piloto, entre dos centros que gestiona en Carreño y en Avilés. Se trata de un PROGRAMA INTERGENERACIONAL que implica el trabajo en red entre centros y la cooperación entre las personas jóvenes del CAI de Villalegre ( Avilés) y las personas mayores del Centro de día de Candás ( Carreño).

El Consorcio Internacional para los Programas Intergeneracionales (CIPI) define los programas intergeneracionales como medios para el intercambio intencionado y continuado de recursos y aprendizaje entre las generaciones mayores y las más jóvenes con el fin de conseguir beneficios individuales y sociales.

Esta primera experiencia con una programación intergeneracional hace referencia a una serie de actividades ligadas a la pintura y el arte, con las que se configuró un programa cuyo objetivo es aumentar la cooperación, la interacción y el intercambio entre estas personas de generaciones diferentes. De este modo, mediante este programa, personas pertenecientes a generaciones distintas comparten sus talentos y recursos y se apoyan mutuamente a través de relaciones que benefician tanto a la persona como a la comunidad. Aquí os damos buena cuenta de a primera sesión:

1ª SESIÓN DE ARTETERAPIA EN EL CENTRO DE DÍA DE CANDÁS

MARTES, 28 DE SEPTIEMBRE de 2.010


  • MONITORA: BEATRIZ CASTRO. Educadora del CAI de Villalegre y responsable del programa de ARTETERAPIA en dicho centro.

  • Bea sobre una escultura en las calles de Candás.

  • MONITORES/AS DE APOYO: MERCEDES MARTÍN Y ENOL DÍAZ, usuarios/as del CAI de Villalegre.
Aquí un bonito collage con imágenes tomadas en las diferentes dependencias del centro de Candás.
El Martes, fuimos a Candás: Bea, Enol y yo ( Merce). Bea nos esperó en la estación de los ALSAS de Avilés, allí cogimos el tren hasta Candás. Nos bajamos en el apeadero. Llegamos al Centro de Día, que está en el calle Bernardo Alfageme, en el pleno centro de la villa marinera. Nos recibió la directora, Carmen Trigo, nos dio la bienvenida, nos presentó a los/as profesionales que trabajan allí y nos enseñó todo el centro. A mí me pareció un centro nuevo, muy guapo y confortable. Bea opina que es un centro precioso, moderno, bien distribuido, organizado, y además de muy soleado. Nos sorprendió la tranquilidad y el silencio que allí reinaba. Nuestro centro es más bullicioso ¿será la juventud que somos más alborotadores/as? Jejeje. También, vimos algo muy innovador el hilo musical por todo el centro, con una música muy acorde con el lugar y las actividades.
Bueno, una vez que lo vimos, subimos arriba, colocamos nuestras cosas en un despacho que nos dejaron prestado para nosotros/as solos/as. Nos pusimos la bata, ya que siempre hay que utilizar ropa adecuada de trabajo, es fundamental, máxime en las actividades de Arteterapia, donde manejamos muchos utensilios y herramientas que manchan y pueden ser difíciles de quitar. Las personas mayores usaron unos baberos de adultos/as, de los que son desechables, les vinieron muy bien para no ensuciarse con la pintura. Todos/as estaban muy guapos y muy guapas, así que era una pena que estropearán la ropa al trabajar. Una vez que tuvimos la ropa adecuada, salimos al pasillo a esperar que subieran las personas mayores, y pasamos a la sala dónde pintamos.

1ª SESIÓN: ACTIVIDAD DE PRESENTACIÓN, CONOCIMIENTO Y TOMA DE CONTACTO

En este primer día la Educadora programó una única actividad, la misma para todos/as y con las mismas pautas para observar sus habilidades, destrezas, imaginación, creatividad, etc. de las personas que participaron. Así, al trabajar con ellos/as, observamos su interacción, el pulso, la capacidad de atención y concentración, detectamos si les gusta la actividad, si disfrutan con ella, si tienen capacidad de autocontrol, o si se frustran ante el resultado de las actividades.

Los/as trece usuarios/as, que por ahora tiene el Centro de día candasín se dividieron a lo largo de la jornada en tres grupos de trabajo. Para que todos/as ellos/as pudieran participar en esta primera sesión de actividades conjuntas ( Villalegre – Candás/ Candás - Villalegre) y hacer un intercambio intergeneracional de conocimientos y destrezas.

Todo preparado para recibir a los/as mayores.

Llegó el primer grupo. Primero nos presentamos, y luego comenzamos a trabajar con ese grupo de 4 personas. De 10 h. a 12 h. trabajamos con ellos/as, percibí una buena aceptación de la actividad por parte de estas personas mayores. Bueno a Pepín le costó arrancar tuvimos que reengancharlo para el segundo grupo para ver su destreza.



video


A continuación, de 12 h. a 13 h., otro grupo de cuatro personas. Trabajamos menos tiempo, con ellos el un grupo similar al anterior, quizás precisasen un poco más de apoyo y me quedé con la sensación de que supo a poco, y que con una hora avanzamos menos.





video


Como os decía, fueron pasando por la sala en grupos. Poco a poco, fuimos pintado todos/as. Hicieron el nombre y cada uno pinto lo que más le gustaba: flores, un barco, unos gatinos, etc.
Aquí podéis ver una muestra de los primeros trabajos:



video

Sobre la una pasamos a comer. Comimos todos/as juntos el menú fue lentejas, bacalao con patatines y yogur. Después de comer, pasamos hacer la higiene bucal. Las personas mayores del centro de día, después de comer hacen un poco de relax, y aprovechan para ver la tele.




video

En este tiempo de rélax de los y las mayores nosotros tres ( Enol, Bea y yo) nos fuimos a conocer el pueblo y hacernos unas fotos en los rincones más emblemáticos. Bajamos hasta el muelle, de camino, Bea compró unas marañuelas para los/as compañeros/as del CAI. Nos sacamos fotografías con los murales del Museo de pintura al aire libre, con las barcas, etc. Aquí veis.




video


Subimos de nuevo al centro de día para hacer la última sesión con 4 mayores y después, recogerlo todo. Este último grupo entró a trabajar con nosotros/as de 15,15 h. a 16,15 h. fue un grupo mucho más dependiente y que precisó más apoyos. Alguno/a tenía problemas visuales serios pero pusieron mucha motivación e iniciativa.


La verdad es que Enol y yo nos lo pasamos muy bien allí, y vinimos muy contentos/as de sentirnos útiles y poder ayudar a las personas mayores. Volveríamos encantados/as.
También me gustaría que ellos/as conocieran nuestro CAI, sería guapo ¿verdad?
Lo cierto, es que vivimos en primera persona, la motivación y satisfacción de enseñar a los/as demás, el compartir e intercambiar lo que sabes, la alegría cuando las cosas salen bien a la primera y ves que la gente te sigue en la actividad, y a veces, la frustración y desesperación, cuando las cosas no salen tan bien como esperábamos. También aprendimos a buscar soluciones improvisadas, sobre la marcha, animarles a que prueben e insistan que las cosas no siempre van de la primera.

Después de limpiarlo todo, nos tomamos un café y un pastelito en el centro. A las 5 cogimos el tren y de vuelta a casa.

De camino a casa, Bea nos dio su valoración del día “ Una experiencia muy motivadora y enriquecedora. Integración e interacción de una misma mano... una nueva manera de aprender y de compartir vivencias. Una nueva e innovadora forma de trabajar”.

Ah¡ Ya nos adelantó que en la siguiente sesión establecerá el trabajo en equipo, para la elaboración de dos cuadros con la técnica de collage. Confiamos en que el resultado sea excepcional y que las obras sirvan de decoración para el propio Centro de día. Ya veréis como al obtener los primeros resultamos “ cuasi” profesionales aumentará la motivación y la autoestima a estos/as futuros artistas. ¡ Qué ganas de volver!



Textos: Merce M. B y Enol D. R
Fotos: Beatriz Castro, Merce y Enol.


No hay comentarios: